Pensado para todos aquellos ciudadanos de la unión europea así como sus familiares mas directos.

El régimen comunitario ofrece una trato preferente y mas exclusivo que el que la ley de extranjería dispensa a los ciudadanos extra-comunitarios.

Los ciudadanos comunitarios una vez debidamente inscritos en el registro creado a tal efecto ya pueden trabajar y residir legalmente en España en igualdad de oportunidades que el resto de ciudadanos españoles.

Pese a todo la reagrupación por parte de un ciudadano comunitario de familiares procedentes de países no comunitarios todavía no se encuentra plenamente armonizado con lo que estable la normativa europea.

Compartir este contenido